EL HOMBRE DE NEANDERTHAL

EL HOMBRE DE NEANDERTHAL. LOS DUEÑOS DE EURASIA


Photobucket


Creo debemos viajar mas allá en el tiempo, para descubrir algo mas de una de las especies humanas, casi me atrevería a decir que la única, mas perfecta y mejor adaptada al espacio hostil que le tocó vivir, y de cómo con climas tan adversos, estuvieron tan perfectamente adaptados a fríos extremos por lo que consiguieron sobrevivir en una Europa, entonces Eurasia, absorbida de lleno en una glaciación. Sin duda me refiero al Señor Neandertal.

El Neandertal vivió durante el comienzo de la última glaciación, entre el 100.000 y el 30.000 BP. Eurasia les perteneció durante aproximadamente 200.000 años en exclusiva, luego tendrían que compartirla con el Homo Sapiens. Es una variedad típica de Europa, pero en un momento dado se expandió hasta Próximo Oriente y Asia Central.

Lo más claro que podemos decir de los Neandertales es que son un enigma. Plantean problemas a la explicación en términos evolutivos, aunque son el homínido de los que más restos se han encontrado. Pero quede claro que no venimos del Neandertal, ya que ellos no llegaron a evolucionar al Homo Sapiens, que es nuestra especie.

Fue el primer hombre fósil descubierto en una cantera en el valle del río Dïsssel, en el valle de Neander. Era un esqueleto incompleto correspondiente al Cuaternario. El nombre de Homo Neanderthalensis fue dado por W. King, aunque 16 años antes se había encontrado un cráneo de Neandertal más completo en Gibraltar. La antigüedad del Neandertal se dio al encontrar dos esqueletos asociados a la industria lítica Musteriense, del Paleolítico Medio. A finales del siglo XIX se consolido el Musteriense como etapa de los Neandertales, previo al Auriñaciense, fase de los cromañones.

Para Mortillet, el Neandertal debía ser el antepasado evolutivo de los hombres modernos, craso error queridos amigos. Pero el Evolucionismo sufriría cambios, primero por la aparición de yacimientos con industrias diferentes y la misma cronología, lo que hizo pensar que eran contemporáneos, no evolutivos.

El cambio en Antropología, vino con el hallazgo en Chapelle – Aux – Saints de uno de los Neandertales más famoso de la historia. Era un esqueleto casi completo. Aunque por desgracia el resultado de la investigación mostró una imagen terrible del Neandertal: Bajo, peludo, encorvado, de piernas cortas.

Pero gracias a los trabajos de Boule, se abandono la idea de que el neandertal era nuestro antepasado, sino una evolución ramificada de nuestro género. Bordes fue el primero en crear una tipología lítica aplicada a los neandertales, en concreto al Paleolítico Inferior y Medio. También fue el artífice del planteamiento neoevolucionista.

Gracias a la cueva Iraquí de Shanidar, hemos podido descubrir que realizaron enterramientos intencionales, ofrendas sobre el cadáver e incluso actuaban en grupo, cuidándose unos de otros en caso de necesidad. Convergente en sus teorías a Bordes, surge Leroi-Gourhan. Pero hace más de 20 años que estas teorías han entrado en crisis, debido a los nuevos hallazgos e investigaciones. En España son de gran importancia los hallazgos neandertales en cueva Morín, Torralba y Hambrona y la Carihuela, siendo Cueva Morin la más importante.

EURASIA EN EL PLEISTOCENO SUPERIOR

Los neandertales vivieron un mundo que ya no existe. Los paisajes que conocieron los animales que convivieron con ellos, ya no existen. El Cuaternario es la última partición en la que se dividen los tiempos geológicos. Se subdivide en Pleistoceno y Holoceno. El primero abarca de hace 1,64 m.a. hasta hace 10.000 años. El Holoceno de 10.000 hasta la actualidad. El Pleistoceno se divide en Inferior (1,64 – 0,7 m.a.) Medio (0,7-0,128 m.a.) y Superior.

Las divisiones, salvo el límite inferior, se basan en cambios del campo magnético terrestre. El inicio del superior se fija en función del clima y corresponde al penúltimo interglaciar. Los Neandertales clásicos vivieron en la primera mitad del Pleistoceno superior, a comienzos de la última glaciación.

A principios del siglo XX se reconocieron 4 glaciaciones (Gunz, Mindel, Riss, Würm) precedidas por Biber y Donau. Las curvas climáticas mas importantes eran las que representan la variación O16 / O18 demostrando con las investigaciones que el Cuaternario tendía al enfriamiento. Estas oscilaciones climáticas causaron fuertes modificaciones en los paisajes Europeos.

Enormes Inlandsis se instalaban en el norte de Europa y montañas, enfriando la temperatura global. En el máximo de la última glaciación, hace 20.000 años, se estima que el mar descendió más de 100 metros, creando en Europa puentes de tierra, hoy sumergidos. La vegetación era de tundra y estepas boessicas. Los bosques templados se redujeron de tamaño. Así la Península ibérica debió de servir de refugio en temporadas de clima frió. Los animales eran caballos, uros, bisontes, cabras salvajes, mamuts, renos y predadores como leones, hienas, oso de las cavernas.

ORIGEN DE LOS NEANDERTALES.


Photobucket


Primero hemos de decir que la cuna de la humanidad se encuentra en África. Hace unos 5-6 m.a. aparecieron los primeros homínidos. Los restos mas antiguos de nuestro linaje se conocen como Homo habilis, parecidos físicamente al australopiteco, pero cabeza diferente. Le sigue el Homo erectus, ya representado en Europa, entre 1,9 m.a. y 250.000 años. Este ultimo guarda relación con homo ergaster lo que implica la convivencia en África de hasta tres humanos diferentes: Rudolfensis, Habilis y Ergaster. Este último fue el Gran Colonizador.

En la península Ibérica, el mejor ejemplo es Atapuerca. Característico del Pleistoceno Medio ( Homo heidelbergensis), en vía de transformación a Neandertal. En gran Dolina se definió una nueva especie: el Homo Antecessor (Pleistoceno Inferior). No es Ergaster, cara moderna, así que se le considera una evolución de este último, colonizando vía Gibraltar, pero no hay restos fósiles en el norte de África. Para explicar el retraso en la colonización europea se puede creer sea debido a que el clima europeo es más frío que el africano por ello el asentamiento humano debió producirse por el cierto nivel cultural alcanzado por el hombre.

Recientemente aplicando la teoría de la segunda emigración, en Dmanisi aparecen restos de Ergaster primitivos (1,6-1,7 m.a.) lo que lleva a pensar en que es la gran expansión de homínido fuera de Europa. Surge otra posible emigración debido a la aparición del Achelense en África con posterioridad a la ocupación de Dmanisi, y su difusión posterior por el Viejo Mundo , 500.000 años después. Su protagonista tuvo que ser un Ergaster evolucionado.

Sobre la tercera emigración, algunos creen que se trata de una inmigración asiática. Lo que lleva a nuevos problemas en Atapuerca: La industria asociada a Anteccesor es Olduvayense, pero los equivalentes de Próximo Oriente son Achelenses, y es preocupante la ausencia de yacimientos de edad similar en Europa. Europa no fue fácil de colonizar.

RASGOS DE LOS NEANDERTALES.

Además de la pelvis, el omóplato y el fémur, tienen un enorme volumen encefálico y huesos espesos.
Por el tamaño del cráneo, el cerebro es mas pequeño en la parte frontal y mayor en la occipital (en la parte frontal reside la capacidad mas importante). Tiene los pómulos hacia atrás y presenta prognatismo facial (boca hacia delante).

Fuertes arcadas supraorbitales y senos nasales muy desarrollados. Cara ancha, con pómulos altos y redondeados. Fosa nasal bastante ancha, igual que la mandíbula. Es característico apreciar en los restos neandertales el desgaste de los incisivos, lo que demuestra que utilizaban la boca para sujetar objetos abrasivos, es decir, que utilizaban la boca como una tercera mano. La mandíbula no presenta barbilla y mentón, como nosotros.

Photobucket


Photobucket



Eran de una estatura relativamente baja (comparado con Homo sapiens y Homo heidelbergensis) pero tienen una musculatura muy desarrollada. En su variedad clásica lo encontramos entre 150.000 y 30.000 años. En términos evolutivos el Neandertal es considerado un endemismo europeo, raza autóctona de nuestro continente a causa del aislamiento genético debido a las etapas frías del Cuaternario.

Photobucket


Lo encontramos en el último gran periodo glaciar, en el WURM (OIS-5 a 2). Se extinguen en el OIS-3 (antes de acabar el glaciar) (OIS= oxigene isotope stage). Debido a esa adaptación al frío se comprende su físico: baja estatura para minimizar la pérdida de calor y cavidad nasal grande par calentar el aire frío antes de pasar a los pulmones.

LA CULTURA NEANDERTAL Y SUS MODOS DE VIDA

Habitualmente se asocia al Neandertal con el Musteriense, definido por Mortillet. Este a su vez se divide en varios grupos: el Charentiense, dividido a su vez en Musteriense tipo Quina y Musteriense tipo Ferrasie, con técnica levallois. El Musteriense típico y el de tradición Achelense, a su vez dividido en Tipo A y tipo B, y por ultimo el Musteriense de denticulados.

PhotobucketPhotobucket


El Neandertal europeo colonizo una amplia gama de entornos geográficos, desarrollados a modo de subsistencia, en los que vivieron hasta la llegada de los primeros hombres modernos. Es una especie adaptada a unas condiciones de vida muy duras. Son individuos robustos y el análisis de sus huesos fósiles presenta una gran cantidad de heridas y fracturas a las cuales habrían sobrevivido.

Se plantea que pudo provocar esas fracturas: por accidentes de caza o enfrentamientos entre grupos de Neandertales. Algunas fracturas bastante graves para dejarlos inválidos. En la cueva de Shanidar en Irak, restos fósiles de un Neandertal nos dicen que era inválido de un ojo, perdió una mano, un brazo destrozado y parálisis de parte de su cara, pero sobrevivió

En estos entornos cazaban presas muy diversas y también carroñeaban ocasionalmente. Se especializaron en pequeños animales, aunque en diversos yacimientos neandertales han aparecido restos de mamuts o rinocerontes lanudos. En diversos yacimientos españoles como Cova Negra y Carihuela han aparecido además restos de tortugas, conejos, cabras montesas en otros yacimientos, etc..

Cobra gran importancia el hábitat en que se desarrollaron los Neandertales, principalmente en cuevas y abrigos. En mayor cantidad que los heidelbergensis. Ahí encontramos restos óseos de comidas, industrias líticas y hogares. A partir de las industrias líticas sabemos que en las cuevas descuartizaban a los animales, curtían pieles y realizaban vestimentas con las mismas.

Sobre su tamaño y organización del grupo se sabe poco. Debieron llevar una vida nómada, siguiendo a los herbívoros que cazaban. Así conocemos campamentos ocasionales. No obstante, también conocemos campamentos usados todo el año. Respecto a su día a día, podemos decir que debieron de sufrir muchos de ellos graves lesiones traumáticas, como demuestra los restos óseos encontrados en muchos de los yacimientos, pero en algunos casos no fue causa de su muerte, lo que lleva a demostrar que se cuidaban entre ellos, lo que demuestra un comportamiento altruista típicamente humano.

En los yacimientos de Abrí y Romaní se han encontrado asentamientos en buen estado de conservación, asociados a los Neandertales. Restos de hogares, áreas de descanso, áreas para descuartizamiento de animales y para otras labores como curtir pieles. Estos Neandertales van a vivir en grupos y por su tipo de subsistencia, cazadores de herbívoros, eran grupos pequeños que seguían a los herbívoros en sus movimientos migratorios. Debieron ocupar varios asentamientos en función de la estación del año.

MENTALIDAD NEANDERTAL

Parece que tuvieron un verdadero pensamiento simbólico. Parece que tenían un lenguaje hablado, aunque rudimentario. Han aparecido restos de colorantes en los yacimientos, quizá para teñir pieles o utilizado como tinte corporal. Parece que desarrollaron una primitiva inquietud religiosa, atestiguado por la existencia de prácticas especiales para con los muertos.

RELACION NEANDERTAL-CROMAGNON. DESAPARICION DE LOS NEANDERTALES

Lo que si sabemos es que hubo interacción entre Homo Sapiens y Homo Neanderthalensis, ya que el la cueva de Lagar Velho, en Portugal, se han encontrado restos de un niño híbrido, es decir, con características tanto de Neandertal como de Homo Sapiens.

La sustitución de tipos humanos a lo largo del OIS 3 (fase plena del glaciar Würn) ha llevado a un foco de discusión a nivel mundial. Uno de los puntos de partida es la sustitución del Musteriense de los neandertales por el Auriñaciense del Cromagnon.

Los tópicos por los que pasa la interminable cuestión relativa a la desaparición de los neandertales son los siguientes:

1. que ambos desarrollaron patrones culturales muy semejantes
2. que algunos neandertales en Europa desarrollaron una dinámica evolutiva propia
3. que las industrias adscribibles al Paleolítico Superior inicial parecen contar con antecedentes locales anteriores al 40.000 B.P. en diversos puntos de nuestro continente.
4. entre el 36.000 y el 29.000 B. P. se produce una convivencia entre los dos tipos humanos en Europa, incluso en las mismas regiones
5. a partir del 28.000 B.P., los neandertales desaparecen del registro fósil.
Clive Finlayson, especialista en biología evolutiva del Museo de Gibraltar, se hallaba en el vestíbulo de la cueva de Gorham, un magnífico refugio de piedra caliza que se abre hacia el mar, en el Peñón de Gibraltar. En el interior, fantásticas excreciones de colada estalagmítica cuelgan desde el techo de la enorme nave. La estratigrafía en la cueva revela fragmentos de evidencias de ocupación neandertal que se remontan a 125 000 años, incluso puntas de lanza y espátulas de piedra, piñones carbonizados y restos de antiguos hogares. Hace dos años, Finlayson y sus colegas aplicaron la técnica de fechado con carbono radioactivo para determinar que las brasas de algunas de esas chimeneas se extinguieron hace apenas 28 000 años, último rastro conocido de los neandertales sobre la Tierra.
Pero luego la situación cambió. Cuando las temperaturas más gélidas de la Edad de Hielo finalmente llegaron al sur de la Península Ibérica en una serie de abruptas fluctuaciones hace entre 30 000 y 23 000 años, el paisaje se transformó en una estepa semiárida. En este terreno más nivelado, los altos y gráciles hombres modernos que se mudaban a la región con lanzas obtuvieron la ventaja sobre los rechonchos y exageradamente musculosos neandertales. Pero Finlayson sostiene que no fue tanto la llegada del hombre moderno como los rigurosos cambios climáticos los que empujaron a los neandertales ibéricos hacia el borde. “Cuando sólo quedan 10, podría bastar un período de tres años de frío intenso o una avalancha –concluyó–. Una vez alcanzado determinado nivel, eran muertos vivientes”.
La cuestión más importante podría ser que la extinción de los neandertales no es una novela paleoantropológica desordenada pero coherente; es más bien un conjunto de relatos breves –relacionados pero singulares– sobre la extinción. “¿Por qué desaparecieron los neandertales en Mongolia? –se preguntó Stringer–. ¿Por qué desaparecieron en Israel?, ¿por qué desaparecieron en Italia, en Gibraltar y en la Gran Bretaña? Pues bien, la respuesta podría ser distinta en los diferentes lugares, porque tal vez sucedió en épocas distintas.
Sin importar lo que haya sucedido, alguien firmó el desenlace de todos estos relatos en la cueva de Gorham. En un profundo nicho de la caverna, no lejos del último hogar neandertal, el grupo de Finlayson descubrió hace poco diversas huellas rojas de manos en un muro, señal de que el hombre moderno había llegado a Gibraltar. Los análisis preliminares de los pigmentos las fechan hace 20.300 a 19.500 años. “Es como si dijesen: ‘¡Oigan, este es un nuevo mundo!’”, asevera Finlayson.
En conclusión, la incógnita sigue siendo determinar cual fue la causa de su extinción, podemos dar cientos de teorías, mas o menos acertadas, mas o menos fantásticas, pero por desgracia aquellos últimos Neandertales que Vivian en Gibraltar, no conocían aun la escritura, para dejarnos dicho que les sucedió realmente, porque se extinguieron de aquella forma y cedieron todo su imperio a nosotros, los Homo Sapiens.

Aun así y como opinión personal, todas las teorías de la extinción de los Neandertales hay que cogerlas con pinzas, pero aun así, yo personalmente me aventuro a opinar que no fueron aniquilados por el Homo Sapiens, ya que convivieron durante mucho tiempo, es mas, como digo anteriormente hay pruebas evidentes de hibridación. Mas bien creo que comenzó lo que llamamos el cambio climático, llegando estadios de clima calido y clima frío, y que el Homo Sapiens fue capaz de adaptarse a estas oscilaciones climáticas, no así le sucedió al Neandertal, el cual estaba totalmente adaptado al clima glaciar, y la llegada de clima calido pudo haber ido haciendo mella en estos fantásticos humanos que poblaron nuestro continente y parte de Asia durante muchísimo tiempo, hasta desaparecer el ultimo reducto de Neandertales en Gibraltar, su ultima morada.

INDICE